was successfully added to your cart.

QUÉ CONTIENEN LOS COSMÉTICOS

¿Eres de los que un producto cosmético te entra por los ojos o por la piel?. Realmente ¿sabes qué contienen los cosméticos? ¿en qué se diferencian unos de otros? ¿por qué es importante mirar algo más que el precio?.

Estas preguntas poseen una gran trascendencia, ya que desde que nacemos hasta la edad adulta son múltiples la ocasiones, en que incluso de forma diaria, aplicamos los cosméticos, pudiendo sus ingredientes penetrar en nuestro organismo a través de la piel.

Es cierto que un cosmético bien presentado nos seduce de tal manera que en ocasiones nos lleva a pagar un precio desorbitado, aunque lo esencial es LO QUE CONTIENE. ¿Estas de acuerdo? Si es así, te animo a seguir leyendo.

 

¿QUÉ CONTIENEN LOS COSMETICOS?

Los cosméticos contienen principios activos (los que “actúan”) y excipientes (forman el  vehículo donde van los activos). El excipiente condiciona que sea crema, gel, champú o barra de labios… y el activo que sea un producto para una finalidad u otra, bien antiarrugas, fotoprotector… Tanto los activos y como los excipientes son imprescindibles y pueden tener acciones beneficiosas o perjudiciales. Es tal la variedad de estos ingredientes, que en mi opinión no hay dos cosméticos iguales.

Existen más de 10.000 ingredientes cosméticos. Aparecen identificados en el etiquetado de cualquier producto, independientemente del origen natural o sintético, país de fabricación, canal elegido para su distribución y punto de venta, con las  denominaciones INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients).

Las propiedades de estos ingredientes, su adecuada combinación y la concentración en la que intervienen, es la clave. Por ejemplo, hay cosméticos que indican “con aloe” y apenas tienen una pequeña proporción de un extracto diluido. Algunos apenas realizan una única función y otros en cambio al ser tan concentrados en activos son 2,3,o 4  productos en uno.

La procedencia y su origen también los diferencia. No es lo mismo un aceite esencial , mas o menos puro, extraído en frío que otro en caliente, de una variedad de un país u otro.

La calidad de los excipientes y sobretodo de los activos es importante. Han de ser eficaces  y estables en el tiempo (por ejemplo un fotoprotector debe permanecer activo sobre la piel varias horas). Todos serán preferiblemente innovadores  (años de investigación) y  siempre seguros ( con estudios clínicos).

La manera de cómo se elabora ese cosmético (las GMP, instalaciones, personal..)no lo podemos controlar los consumidores, pero también influye en su calidad. No tiene el mismo coste de fabricación un gel de baño en frio que otro en el que se hierve y purifica el agua para garantizar la calidad microbiológica…

Todo influye en su eficacia, apariencia, textura, extensibilidad, capacidad de penetrar en la piel o su estabilidad con el uso y en el tiempo.

¿ES EL ENVASE IMPORTANTE?

Sí lo es, aunque no es lo primordial. Como mínimo debe ser “estanco”, es decir que cierre bien. Además debe dosificar cómodamente, sólo lo deseado y hasta el final. El sofisticado sistema D.E.F.I. de algunos de los productos de la farmacia  y los “airless” permiten una mejor consevación del cosmético.

¿QUÉ NO DEBE CONTENER EL MEJOR COSMETICO DEL MUNDO?

IMG_2999¿Estás de acuerdo en que lo que no se necesita estorba?. Pues eso pienso yo. Existen multitud de cosméticos que muestran una atractiva apariencia (olor, color, brillo, consistencia) pero que nada tiene que ver con su calidad.

En ocasiones contienen ingredientes (placebo) que no actúan pero son un argumento de venta y quedan bien en el etiquetado.

En otras ocasiones contienen ceras, alcoholes grasos comedogenicos, excesivos emulgentes, sales viscosizantes, irritantes espumantes, antioxidantes, colorantes, aromas,  etc que realmente no añaden calidad al producto.

No todos los conservantes tienen la misma tolerancia ni precio. Un ejemplo muy conocido es el barato formaldehído. Los buenos cosméticos contienen las cantidades mínimas y necesarias para garantizar que no se contaminen hasta su caducidad y la menor cantidad posible para minimizar la aparición de reacciones alérgicas.

Todos los cosméticos comercializados en España deben cumplir la normativa incluida en el  Real Decreto 1957/1997 con sus posteriores modificaciones. Los textos que acompañan al producto deben venir con claridad, al menos en el idioma de cada país, cumplirse las normas de etiquetado, comunicaciones a sanidad, etc.

Formular y elaborar cosméticos es un mundo apasionante. De ahí mi disconformidad con sensacionalistas artículos que se publican de vez en cuando y que dan a entender que da igual comprar una crema de 3 euros que una de 50€.

Espero que estas observaciones sirvan para diferenciar mejor los productos que a diario empleamos. Ya comenté en un post anterior cómo elegir el mejor cosmético.

Te invito a conocer nuestra marca propia de cosmética. Basada en la filosofía de que lo importante es lo que contienen: fórmulas innovadoras fabricadas con rigor, sin cartonajes, ni publicidad y a un precio  razonable. En nuestra web encontrarás algunos productos en la sección de “marca propia“. Si prefieres y puedes,  acércate por la calle Federico García Lorca 17 en Burgos, a conocer la línea completa.   Descubrirás  promociones y podrás llevarte tus muestras.image

Deja un comentario

Tu email no será publicado.