was successfully added to your cart.

COMO SUPERAR UNA RESACA

 

Desde aquí queremos dejar claro que si bebes, debe ser con moderación. Pero dado que llegan las fiestas navideñas y podría haber excesos, queremos contaros cómo poner remedio a la molesta resaca en caso de “pasarnos” con el alcohol.

La palabra alcohol procede de la palabra árabe al-kukhūl ‘, que es un sinónimo de espíritu. El alcohol es considerado el espíritu del vino una vez que se realiza el proceso de destilación.

En España el consumo de bebidas alcohólicas es muy frecuente. Sin embargo lejos de cumplir la principal función de una bebida que es la de hidratar, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas produce el efecto contrario, es decir la deshidratación. Además, el alcohol tiene un elevado poder calórico y prácticamente cero nutrientes. Contiene etanol, una sustancia adictiva que  puede conllevar problemas de hipertensión, daños gastro-esofágicos y incluso problemas cardíacos. Parte del etanol se transforma en nuestro cuerpo en acetaldehído que es  una sustancia tóxica y causante de la resaca.

Hoy compartimos con vosotros un DECÁLOGO para que la resaca no nos gane la batalla y podamos seguir con nuestra rutina a pesar de un pequeño exceso, ya sea por estas fiestas que se avecinan o por cualquier ocasión puntual especial.

  • El alcohol nos deshidrata por su acción diurética. La primera regla para superar la resaca será volver a hidratarnos. Recomendamos beber un vaso de agua tras la ingesta de alcohol y otro justo antes de irnos a dormir. Durante la noche nuestro cuerpo se regenera y elimina toxinas. Un vaso de agua ayudará a evitar el envejecimiento celular que provocan sustancias nocivas para la salud como es el alcohol, tabaco u otras drogas. Las bebidas con electrolitos tipo Aquarius también pueden sentar muy bien.

 

  • Somos lo que comemos y la alimentación también ayuda en la resaca. Estos son los alimentos que debes tener preparados para el día siguiente: espárragos, huevos, canela, aguacates y plátanos. En cambio, hay otros alimentos que es mejor evitar. Los alimentos grasos y los picantes deben quedar lejos de nuestra dieta de resaca.

 

  • El acetaldehído es causante también de la disminución de la producción de glucosa en el hígado. Un buen desayuno al día siguiente con carbohidratos saludables ( cereales integrales) será un acierto.

 

  • ¡Qué molesto dolor de cabeza! La deshidratación y la acumulación de histamina son los causantes de los dolores y migrañas a la mañana siguiente. El top 3 de los analgésicos son: paracetamol, ibuprofeno y aspirina. El paracetamol está desaconsejado en el caso de haber consumido alcohol porque este fármaco se metaboliza en el hígado y el alcohol afecta también el hígado. La aspirina tampoco sería recomendable puesto que puede provocar úlceras estomacales por lo que el mejor aliado ante los dolores de cabeza clásicos de la resaca es el ibuprofeno. Si lo puedes consumir en formato sobres o en combinación con el aminoácido arginina, es mucho más rápido y siempre con algo en el estómago.

 

  • El esófago y estómago se ven también perjudicados ante una alta ingesta de alcohol. El reflujo o acidez pueden durar muchas horas y pueden limitar nuestra actividad diaria. El bicarbonato es una sustancia básica que nos ayuda a combatir la acidez. Puedes mezclarlo con  jugo de limón en una botella de agua grande y beberlo durante todo el día. También puedes recurrir a productos muy cómodos que se encuentran ya preparados en farmacia como Gaviscon,  Almax o Pepcid… 

 

  • Conviene también al ir a dormir utilizar una almohada más alta que de costumbre por dos motivos. Primero por que el alcohol deshidrata, irrita e inflama las vías respiratorias provocando un aumento de la secreción de moco y dificultando la respiración. Segundo, se mejora la circulación de la sangre en el rostro, por lo que reduciremos la inflamación e hinchazón característica de la resaca.

 

  • Lávate la cara antes de ir a dormir y utiliza una buena crema desfatigante. La piel debe frenar la excesiva oxidación a la que estamos sometidos ante tal ingesta de alcohol. Si te despiertas con la cara y ojos aun hinchados, siempre puedes recurrir una buena ducha de agua fría y utilizar un buen contorno de ojos . Si se precisa un corrector antiojeras. Nuestra selección:image

 

  • Prevenir es tan o más importante que curar. Si sabemos que vamos a consumir alcohol en cantidades importantes, podemos poner remedio. Si habitualmente se padece de acidez de estómago, el día anterior se puede consumir protectores de la mucosa gástrica. Por otra parte, el alcohol causa un déficit en vitaminas B1, B6 y B12 y si ingerimos el día anterior una dosis de estas vitaminas, nuestro cuerpo lo agradecerá. Las vitaminas del grupo B reducirán el dolor que queda en nuestro cuerpo tras la “sobredosis”.

 

  • No conviene beber alcohol con el estómago vacío. Se absorbería demasiado rápido y nuestro hígado tiene una capacidad metabólica limitada.

 

  •  El último consejo es descartar el alcohol en casos de personas celíacas, diabéticas, hipertensivas, embarazadas y niños.

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado.